• Sígueme en Facebook>
  • Sígueme en Facebook>
  • Sígueme en Facebook>
  • Sígueme en Facebook
  • Sígueme en Facebook
  • Banco de Relatos Sonoros de la Red de Bibliotecas de Lorca
    x
    AVISO LEGAL: "No se permite el uso con fines lucrativos, ni la reproducción, comunicación pública, etc. de los contenidos. Siendo el titular de los derechos el Ayuntamiento de Lorca"

    Llueve con ganas con locución de Elena Hernández


    Consulta su disponbilidad

    SOBRE ÁNGEL ZAPATA

    Ángel Zapata nació en Madrid, en 1961. Profesor de escritura creativa en la Escuela de Escritores, es autor de La práctica del relato (1997), Las buenas intenciones y otros cuentos (2001), El vacío y el centro. Tres lecturas en torno al cuento breve (2002), y La vida ausente (Páginas de Espuma, 2006).


    Entre otros galardones, ha obtenido el Premio ‘Ignacio Aldecoa’ de cuento, Premio ‘Jaén’ de relato, ‘Ciudad de Cádiz’, ‘Ciudad de Huelva’, y el Premio de la ‘Fundación Fernández Lema’. Tuvo a su cargo la edición de Escritura y verdad (Cuentos completos de Medardo Fraile), en Páginas de Espuma, y ha publicado igualmente la traducción de Poesía y revolución, de Louis Janover, y André Breton y los datos fundamentales del Surrealismo, de Michel Carrouges,


    Su trabajo como cuentista ha sido antologado en Pequeñas Resistencias. Antología del nuevo cuento español (Páginas de Espuma, 2002), Siglo XXI. Los nuevos nombres del cuento español actual (2010) y Mar de Pirañas, nuevas voces del microrrelato español (2012).

    ESCUCHA EL RELATO

    "Llueve con ganas", de Ángel Zapata, incluido en el libro “Mar de Pirañas”, editado por Menos Cuarto ediciones en Palencia, el año 2012, con locución de Elena Hernández, y música basada en “Shining” de Esther García.

    LEELO


    ÁNGEL ZAPATA 
    Llueve con ganas 

    Empezaría a llover hacia las doce, o puede que des- 
    pués incluso; bueno, no sé: qué más da; el caso es que la 
    lluvia sonaba en la ventana y era ya un poco tarde (o muy 
    tarde más bien, según se mire); y al final lo que importa 
    es que lloviese, porque en la vida (o por lo menos yo lo 
    siento así) las cosas pueden ser demasiado distintas según 
    llueva o no llueva, y lo cierto es que anoche llovía. Se 
    había hecho muy tarde y llovía con ganas. Así lo dijo 
    Marta. «Llueve con ganas ¿verdad?» Y al decido me abrazó 
    más fuerte, o más por dentro, no sé, debajo de las sába- 
    nas que olían intensamente a su piel tibia, a final de 
    domingo, a esas palabras dulces y pese a todo precavidas 
    que es lícito decirse entre amantes recientes (<<¿Me quie- 
    res? Te quiero. Pues dímelo otra vez. Te quiero. Te quie- 
    ro mucho»), y borradas después sin encono, con disimu- 
    lo casi, mientras se recuperan pantys o calcetines entre el 
    desorden de la habitación (la ventana empañada por el 
    vaho de octubre), como quien pasa una bayeta gris por el 
    cristal de la ternura. 

    «Llueve con ganas ¿verdad?», me dijo Marta anoche; y 
    según lo decía me abrazó de otro modo, o más, o muy por 
    dentro, o algo, y yo habría querido decide: «Sí. Llueve con 
    ganas»; aunque tal vez solo le dije «Bueno», o «Está  
    viendo un poco, sí»; no sé muy bien lo que le dije; eran 
    seguramente más de las doce, y oíamos la lluvia infatiga- 
    ble correr (hacia dónde) por los patios de octubre y 
    correr más allá por las calles atroces del final del domin- 
    go; ya mí me habría gustado decirle a Marta: «Sí. Llueve 
    con ganas», aunque tal vez solo le dije: «Bueno», o «Está llo- 
    viendo un poco, sí»; pero sé que lo dije tan dentro de su 
    abrazo, tan a resguardo ya, dentro de esa ternura inusita- 
    da que la lluvia, de pronto, había vuelto antigua, que no 
    era deseable, ni posible siquiera, borrar esas palabras pre- 
    cavidas que es lícito decirse entre amantes recientes; y 
    fuera, en la ventana, estaba oscuro, o quizá se notara un 
    poco más de frío dentro de la habitación (ya no quedaba 
    vaho en los cristales), de modo que me oí decirle a Marta: 
    «¿Tienes que irte?»; y al final lo que importa es que la llu- 
    via sonaba todavía por las calles desiertas, tocaba con sus 
    dedos el alero del patio, más fuerte cada vez, y era ya un 
    poco tarde (o hasta muy tarde incluso); y hay veces que 
    en la vida las cosas pueden ser demasiado distintas según 
    llueva o no llueva (o por lo menos yo lo siento así), o así 
    fue como lo sentí anoche, al final del domingo, perdido 
    en la tibieza de las sábanas que la lluvia de octubre había 
    vuelto de pronto reconocible y nuestra, cuando Marta me 
    dijo: «Puedo dormir contigo si tú quieres»; y yo le dije: 

    «Entonces quédate». 
    «No quiero que te marches.» 
    «Llueve con ganas.» 



    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    En breve aparecerá tu comentario. Gracias por participar

     

    Nosotros te leemos

    Consiste en la creación de un banco de relatos sonoros para facilitar el acceso a la lectura a todas aquellas personas que por cualquier razón (problemas de movilidad, visión, hospitalización, etc.) no puedan hacer uso de los libros de las bibliotecas municipales, y por supuesto para todo aquel que los quiera escuchar.

    Para ello, se van a grabar una serie de lecturas de obras literarias breves con diversas personas (actores, poetas, profesores y periodistas) que generosamente han querido colaborar prestándonos su voz.

    Estas grabaciones se irán publicando a través de los portales de la Red Municipal de Bibliotecas y de la Concejalía de Política Social del Mayor.

    Paralelamente se realizarán talleres de escritura y narración que permitan grabar a los autores sus relatos, ampliando así los cauces de participación de nuestros mayores convirtiéndolos en creadores y narradores de sus propias historias.


    Páginas vistas en total

    © Red de Bibliotecas de Lorca. Con la tecnología de Blogger.

    Nuestra Red de Bibliotecas

    Nuestra Red de Bibliotecas la componen 10 centros: Biblioteca "Pilar Barnés", Biblioteca Infantil y Juvenil, y los centros de lectura de; Príncipe de Asturias, La Paca, Almendricos, Purias, Zarcilla, La Hoya, Marchena-Aguaderas y Cazalla


    Red de Bibliotecas de Lorca


    Plaza Real, s/n
    30800 LORCA (Murcia)
    968 473 127 y 968 473 130
    bibliotecalorca@lorca.es

    Estamos en